Bienvenido

PARTE DE MI HISTORIA…

sábado, 19 de abril de 2008

A partir de la lectura de un capítulo del libro "Las Visitas" de Silvia Shujer surgieron estos maravillosos textos en los que los chicos cuentan lo que se siente al recibir su primera visita en un lugar que no es su casa.


Un día andaba en la calle. Era un día viernes después de la salida del baile. Andaba borracho y no tenía plata para llegar a mi casa en taxi. Y se me cruzó por la cabeza robar. Y bueno…, vi un kiosco medio fácil, agarré una piedra y le rompí el vidrio; y entré y le saqué la plata.
Cuando salí venían las policías y me dijeron “¿qué andaba haciendo?”. “Nada”, le dije, “me voy para mi casa.” “¿Y esa sangre qué tenés en la pierna?” me preguntó la policía. “Esperá un segundo” y ahí llamaron al móvil policial. Me llevaron preso.
Dentro de la comisaría estaba mi hermano y estábamos desesperados para que mi mamá me venga a buscar. Bueno, nos quedamos dormidos. Hacia el otro día, se acerca un policía y nos dijo “se van al Hogar”. Mi hermano se largó a llorar y yo lo trataba de calmar.
Al llegar al hogar nos recibieron unos operadores. Al pasar una semana lo trasladaron a mi hermano y yo me puse re triste porque en unos días sería mi cumpleaños.
Y recibí mi visita y me puse re contento. Vinieron mi mamá y mis hermanos. Compartimos unos mates con mi familia y al terminar la visita me fui a la pieza a llorar triste porque sabía que me falta una persona, era mi hermano.


El Gringo



Cuando me pasó todo esto yo no sabía qué hacer. Me encerraron como tres semanas en una comisaría en GR. Habló conmigo mucha gente y un tal R me dijo que estaba buscando un lugar para que yo estuviera más allá. Pasaron unos días y dijo “Mirá Jere, al único lugar que te podemos llevar es a Bariloche” Yo le dije que no quería.
Cuando llegué a Bariloche, me llevaron al Hogar. Era todo muy lindo. Nadie tenía problemas con nadie, nadie discutía hasta que le empezaron a dar su libertad. Todos se iban y yo era el único que quedaba.
En la primera visita vinieron mi mamá, mi hermano y mi novia y me dieron una salida con mi familia. Fuimos al centro. La pasé muy bien.
Llegó agosto, el 13 de agosto en que cumplí 16 años y fue re feo porque hubo un motín, se quemó todo…


Jere


2 comentarios:

Jóvenes Producciones dijo...

Realmente me emocionó y encantó leer la versión de ustedes del capítulo de Silvia Shujer. Ese libro es genial.
Lola

GRISELDA dijo...

BRAVO COMPAÑERITA HICISTE UN TRABAJO MARAVILLOSO. ME ENORGULLECE SER TU EQUIPO.
GRI.